sábado, 7 de junio de 2014

La nostalgia del séptimo día.

Desde que me dejaste ya no sigo la misma melodía. Ya no miro de la misma manera, ni guardo con cautela mis palabras. Los espejos ya no son enemigos en las noches de nostalgia. Ahora son puertas que pintan el mundo de otro color, a través de los que mirarme fijamente a los ojos y decirme "eh, mira, después de todo, seguimos aquí".

Desde que ya no "somos", mi piel se ha fundido con la pluma, los folios son ahora el reflejo de mi alma, escribo historias, describo sentimientos y belleza; mis lunares también pueden contarte alguna que otra historia nueva, y las yemas de mis dedos han explorado sin miedo más mundo, desde que me dejaste.

He descubierto, desde que soy "yo", que el miedo no es algo que debiera estar a la orden del día. Fíjate, resulta que hay personas capaces de criticarte sin hundirte, de apoyarte sin apartarse de repente, precipitándote en una caída en la que... Sálvese quien pueda. Resulta que existen personas capaces de ver belleza en las ojeras un domingo por la mañana, y gente capaz de curarme las heridas internas a base de besos y no de reproches.

Desde que "no eres tú, soy yo", he aprendido que "tú" estás mucho mejor lejos si no eres capaz de despertarme por dentro. Ha llegado a mi vida gente llena de luz, con un pico y una pala, dispuestos a reconstruir todo aquello que tú destrozaste. Me convertiste en caos. Por suerte, hay gente capaz de convertir mi caos en arte.

¿Y ahora qué, desde que me dejaste? Ahora, es una nueva vida. Resulta que sí que soy fuerte, y sí que puedo hacerlo. Pero, ¿a que no sabes qué? El fallo estaba en que tú no creías en mí. Nunca lo hiciste y nunca te interesó, no fuera a ser que pudiera ser mejor que tú en algo.

Ahora escribo, la gente me lee, y me entiende y, a veces, consigo emocionar. Resulta que hay personas que son poesía pura, personas que son lienzo, que son arpa, y estoy aprendiendo a tocar, a seguir otras melodías diferentes a la tuya. Melodías que esperan, melodías con paciencia, melodías que, si te caes, no siguen caminando sin ti, si no que te agarran del corazón con fuerza para que no se rompa, y te levantan.

Tú me habías dicho que un cuerpo bonito marca la diferencia, pero no me dijiste que había sonrisas que son paisajes, ni miradas que son faros de luz. Claro, tú habías dejado de mirarme, por temor a que leyera la verdad en el fondo de tus ojos.

Tú me decías que se me iba a escapar la vergüenza por debajo de la falda, pero sólo era porque no soportabas que otros dibujaran con la mirada mi silueta. De lo que no me avisaste era de que se me iba a perder el tiempo por entre los remiendos de mi corazón.

Pero eh, mírame, además, desde que me dejaste, he aprendido a bailar.

14 comentarios:

  1. Muy bien, así se habla!
    Me hizo recordar mucho a esto:

    https://www.youtube.com/watch?v=12Z3J1uzd0Q

    Ni tu nombre me suena
    Tus ojos se alejan, ya no queman
    Sin ti soy más grande
    Todo va por delante, todo me espera
    Pasan los días, descubro la magia de caminar
    Sin ti soy más grande
    Mi cuerpo te olvida harto de buscar
    Y esto lo tengo, una posibilidad
    Tan solo invitarte, que te quedes donde estás
    Lo que yo quiero de ti, es que abandones mi memoria
    Lo que yo quiero de ti, que no dejes ni rastros de tu historia
    Lo que yo quiero de ti, una sombra lejana remota y ajena
    Lo que yo quiero de ti, no es lo que quieres oír
    Me temo que no es lo que quieres oír

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho el texto! me sentí bastante identificada, aunque no del todo, me falta eclosionar un poco más y salir de la tristeza por fin... qué bueno que puedas apreciar todo a tu alrededor de esta forma tan linda. Gracias por tu comentario en mi blog :3 un beso grande!

    ResponderEliminar
  3. pues yo te he leído, creo que entendido, y ten por seguro que me has emocionado. tengo que aprender a bailar.

    ResponderEliminar
  4. guau, cuantísima fuerza, y me lo has transmitido. y también me has emocionado, comparto contigo muchísimas cosas, qué razón tienes. y qué bonito que alguien vea arte en el caos.

    (saludos)

    ResponderEliminar
  5. Increíble, un texto super potente, me ha encantado! Realmente sabes transmitir, ha sido genial. Muchas gracias por tu comentario y ánimo a ti también con los exámenes, verás como podemos con ellos! Un besito, tienes una nueva seguidora :)

    ResponderEliminar
  6. Sí que tienes palabras que se entienden, y que consiguen emocionar. Lo que dices es tan importante... creo que "ser yo" no consiste en ser egoísta sino en poder acercarse al conocimiento de quien se es y procurar serlo siempre, aunque eso no quiere decir que uno tenga que considerarse completamente hecho nunca y que no tenga que evolucionar y mejorar y cuestionarse. Sin embargo es fundamental la conciencia de quien se es. Todo aquello y todo aquel que de alguna forma te anule o te impida crecer, es nocivo y en cierto modo mata una parte de ti. Al final solo se trata de que, como dices, las sonrisas dibujen paisajes, y ningún paisaje puede verse si hay alguien que impone la oscuridad a esa sonrisa.
    También para mí es un placer leerte :)

    ResponderEliminar
  7. OLE, OLE, OLE Y OLE. Me ha encantado, DI QUE SI¡¡¡, así se habla,si no te merece.. a la calle jajajjajaja. Bueno, si quieres puedes ir a mi blog, tengo una entrada muy especial y si te gusta, si puedes recomendarla, ya que nos haría un favor muy grande a los canarios. http://sonrieporquetupuede.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Hola! Como estas?
    Muy linda tu entrada. Lograste transmitir todas tus sensaciones con cada una de tus palabras.
    Besos.

    Pau.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado lo de: "Desde que ya no "somos", mi piel se ha fundido con la pluma, los folios son ahora el reflejo de mi alma, escribo historias, describo sentimientos y belleza". Empiezo a seguirte en tu blog y también en tw. Si te apetece puedes pasarte por los mios también. Estaré de vuelta pronto por aquí. un besito.

    ResponderEliminar
  10. Hay personas que no saben valorarnos, que no creen en nosotras.
    Pero, ¿sabes qué? Que todo eso nos enriquece, aunque al principio nos parezca el fin del mundo. Hace que seamos un nivel más dentro del arte, y nos hace querernos a nosotras mismas, que es lo que realmente importa.
    Yo te he entendido, me has llegado y emocionado. De verdad.
    Encima has aprendido a bailar.

    *abrazos*

    ResponderEliminar
  11. WOW, me identifiqué muchísimo con este texto, que hermosas palabras, tenemos todo un universo por dentro, sin importar quien lo perciba o no.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado, de verdad, una entrada simplemente perfecta. El tercer párrafo es buf, genial!
    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  13. Que hermoso texto, hace mucho no encontraba un blog que me gustara tanto! La gente se va volviendo monótona y escribe lo mismo de siempre por aquí, por eso cuando encuentro un gran blog lo atesoro en mis favoritos. Muchas gracias por compartir tus palabras, bello texto. Mira que a veces las peores personas que nos han dejado horribles experiencias sacan lo mejor de nosotros al final, porque tenemos la suerte de convertir todo lo que nos pasa en bello, porque todo puede ser bello a su manera.

    ResponderEliminar